Cómo besar a un hombre – 8 consejos para besar apasionadamente

Los besos son en muchísimas culturas un comportamiento que puede tener connotaciones muy variadas, pero que normalmente se relacionan con sentimientos positivos.

La mayoría de las veces besamos para demostrar afecto, pero los besos en los labios se guardan para los amantes y para aquellos con los que queremos probar las mieles de la pasión y el amor.

Los besos son instintivos, atávicos, no es necesario pensarlos mucho, pues ocurren con naturalidad entre dos personas que se sienten atraídas.

Sin embargo, es imposible negar que besar es un arte, y que incluso podemos afirmar que hay personas que besan mejor que otras y que hay individuos que son capaces de enloquecerte con un simple beso. Esto es porque si bien besar es algo natural e instintivo, puedes poner atención a ciertos detalles para convertirte en una experta de cómo besar apasionadamente.

Lo que NO debes hacer

cómo besar a un hombre

Todos conocemos historias de terror de gente que no tiene ni la más remota idea de cómo se debe besar, o peor aún, las hemos vivido en carne propia.

Si quieres aprender cómo besar a un hombre para enamorarlo debes tener en cuenta que hay ciertos errores que debes evitar.

Algunos parecen muy obvios, pero pueden ser dejados de lado en medio de la pasión o los nervios de dar el primer beso, otros merecen consideración, porque parte de la técnica es saber qué conductas debes evitar por completo y cuándo hacer otras cosas.

  • Evita quedarte como una estatua

Como mujeres podemos tener la idea errónea de que el hombre es quien debe hacer todo el trabajo, pues las mujeres siempre asumimos posiciones pasivas porque es lo que se espera de nosotras.

Hay todo un asunto sociocultural detrás de esta actitud, que pasa incluso porque hay quienes no desean ser tildadas de fáciles. Olvídate de todos estos prejuicios: una mujer que sabe cómo besar bien reconoce la importancia de participar activamente en la experiencia.

A ningún hombre le gusta besar una estatua, así que acarícialo, mueve los labios, cambia la posición de tu cabeza, involúcrate.

  • Controla tu saliva

Toda historia de terror de besos incluye uno que te empapó de pies a cabeza. Si bien es cierto que los besos son un poco húmedos, necesitar una toalla después de besar a alguien es una exageración.

Aunque no lo creas, es posible controlar la producción de saliva de tus glándulas con un poquito de concentración y práctica. Babear a la otra persona es completamente inaceptable y te enviará inmediatamente a la categoría de besos terribles.

  • No vayas de cero a cien

Un beso es un sólo un beso, aunque después éste pueda volverse mucho más apasionado y llevarte a situaciones mucho más íntimas. Esto es toda una danza deliciosa que no querrás saltarte, porque si apenas besas vas directo a otras zonas sin la autorización de la otra persona pues terminarás con una situación bastante incómoda.

Esto quiere decir que no es sensual ni apasionado ir de inmediato a las zonas erógenas o a dar besos húmedos y mordiscos en el cuello un segundo después de besar sus labios. Ya habrá tiempo para eso, respira y déjate llevar.

  • Deja la lengua para después

Los besos con lengua son increíblemente apasionados y maravillosos, pero hay un camino que recorrer antes de llegar a ese momento, si apenas rozas los labios de un hombre lo primero que haces es intentar atorarle la lengua por la garganta, pues vas derechito al rincón reservado para los peores besos del mundo.

Un beso debe seguir cierto progreso, cierto ritmo y arruinas la atmósfera si crees que ser apasionada es ir demasiado rápido y convertir toda la experiencia del beso inmediatamente en algo sexual.

  • Evita calcularlo todo

A veces, en ese afán de convertirte en la mejor y más apasionada besadora del mundo, terminas comportándote como un robot que sigue paso a paso un tutorial para besar.

Entonces, el beso se vuelve algo mecánico, rutinario porque tu mente está ocupada pensando en el próximo paso, calculando el momento en el que debes hacer tal o cual cosa para enloquecerlo.

La verdad es que si bien puedes aplicar unos cuantos consejos para mejorar tu desempeño, un beso tiene que ser algo instintivo, fluido y primitivo; no puede pensar demasiado porque le robas espontaneidad.

Lo que debes hacer para besar apasionadamente

No existe una guía que contenga todos los pasos para besar bien a un hombre de forma completa e infalible, esto es porque todas las personas tenemos personalidad y estilos diferentes.

Como si fuera poco, lo que es adecuado para una situación resulta completamente erróneo en otras, razón por la cual lo que te puede enseñar cómo besar a un chico es la empatía.

Aprender a leer a la otra persona, saber cómo leer su lenguaje corporal, saber cómo interpretar las situaciones, escuchar sus palabras y sus miradas pueden ayudarte a anticipar el movimiento de la otra persona y darte tiempo para actuar  de forma adecuada.

Esto parece un poco complicado, pero se logra con facilidad si eres capaz de relajarte y tienes una conexión real con ese chico que quieres besar. Cuando hay química, cuando hay esa energía entre ustedes y están cómodos cuando están juntos, incluso besar a un hombre por primera vez puede sentirse como algo natural y fluido.

Sin embargo, aún hay algunas cosas que puedes cuidar y trabajar en aras de afinar tu técnica y aprender a besar apasionadamente, siempre hay lugar para mejorar.

  • Prepara tu boca

hombre y mujer queriendo darse un beso

Un beso delicioso y sensual comienza con unos labios deseables, sensuales y suaves. Suaviza tus labios la noche antes de la cita, exfoliándolos delicadamente con un producto especial para ello o sencillamente usa un poco de azúcar en tu cepillo dental.

Frota con suavidad para quitar la piel muerta y dejar tus labios suaves y tersos. Finaliza con un bálsamo labial humectante o un poco de vaselina. Mejor aún si esto se convierte en parte de tu rutina de belleza para evitar labios resecos y cuarteados.

El día de la cita evita usar lápiz labial demasiado oscuro, a menos que sea de los de larga duración que no se quitan o corren con nada.

Y es que aunque tus labios luzcan muy sensuales con ese labial rojo cereza, cualquier hombre puede desanimarse a besarte si piensa que terminará como si hubiese peleado con un payaso, además no sólo se le transferírá el color a él, sino que tú también terminarás con la cara manchada y el maquillaje arruinado. Prefiere un brillo con algo de color o un lip-tint que deposita pigmentos sólidos y no se corren.

Asimismo, no olvides limpiar muy bien tus dientes y cuidar tu aliento. Evita comidas con sabores fuertes, sobre todo si vas a besar por primera vez a un chico, y lleva contigo unas mentas o algo para el aliento, sobre todo si van a comer.

Un beso tiene que ser una experiencia inolvidable por la sensualidad e intimidad del momento, no porque alguno de los dos tenga un aliento terrible

  • Deja que tu cuerpo hable

Si quieres saber cómo besar a un chico la primera vez, debes estar pendiente de las señales que él emite, pero tú también debes aprender a hablar sin palabras. Esto es porque a los hombre les gusta tener la iniciativa, pero también porque muchos no intentarán siquiera un movimiento si no están seguros de que tú también lo deseas.

En estos juegos de la seducción es mucho lo que se dice sin necesidad de abrir la boca.

hombre y mujer abrazados queriendo darse un beso

Hazle saber tus intenciones de forma casual pero contundente. Puedes mirarlo a los ojos cuando esté hablando, pero dejar caer tus ojos de forma directa sobre sus labios y regresar a sus ojos.

Asimismo, puedes establecer algo de contacto corporal, como tomar su mano, tocar levemente su pierna, y mientras acercarte un poco, cerrar la distancia que los separa.

Otro movimiento que no puede pasar desapercibido es, una vez hayas cerrado la distancia entre ustedes dos, es dejar de hablar, mirar a sus labios e inclinar un poco la cabeza hacia un lado.

Es un movimiento muy directo, pero si has logrado establecer la conexión con este chico, fluirá de forma natural, además resulta perfecto para esas ocasiones en las que él no se atreve a hacer nada por timidez o porque no está seguro de si tú quieres besarlo.

  • Toma tu tiempo

Digamos que ya lograste besarlo y están en pleno proceso. Es en este punto donde debes poner en práctica todo lo que sabes pero hazlo de forma lenta, mesurada y sin apuros.

Yo se que besar a ese hombre que te encanta puede hacerte enloquecer. Pero es mejor respirar profundo y tomarse las cosas con calma, pues un secreto de un gran beso es el ritmo.

Si bien besar demasiado rápido, con demasiada violencia, de entrada no es para nada sensual, quedarse en besitos castos en los labios es francamente aburrido. Un beso tiene que ser como una montaña rusa.

Empieza lentamente, sin apuros, besos delicados, con la punta de los labios, juguetones y cortos. Poco a poco puedes ir cambiando la velocidad y la técnica, sigue con sus labios, pero puedes entreabrir un poco más los labios y usar la punta de la lengua para invitarlo a subir el ritmo.

Puedes mordisquear sus labios (más sobre este tema después) y usar la lengua con un poco más de atrevimiento, para dar beso francés. Si eres la afortunada que debe besar a un hombre de labios gruesos, aprovecha para lamerlos, para jugar y perderte en ellos.

Aquí las cosas pueden ir escalando, incluyendo caricias y besos más apasionados, incluso servir como preámbulo al sexo, pero también puedes dejarlo hasta este punto, pues besar es increíblemente divertido y no siempre tiene que llevar al acto sexual; así que lo ideal es bajar el ritmo para no cortar el momento en su punto más caliente.

Para esto hay varias técnicas, hay quienes sencillamente cierran los labios y cambian los besos, de besar con lengua a dar besitos cortos con los labios; pero también puedes hacerlo de forma más progresiva para que no hacer cortes tan abruptos.

  • Invita a tus dientes a jugar

Usar los dientes mientras besas siempre es algo más o menos controvertido, porque puede ser que él se asuste con tal despliegue de sensualidad si lo haces antes del momento indicado. Y es que el truco para usar los dientes en un beso y hacerlo apasionadamente radica en moderar la intensidad y hacerlo en el momento preciso.

Evita morder los labios de tu pareja apenas comienza el beso, déjalo para cuando aumente la intensidad y la pasión.

Asimismo, no uses los dientes como si quisieras arrancarle los labios y comértelos literalmente, prefiere darle mordisquitos leves, con un poco de presión, más para demostrar que lo deseas que para hacerle daño, ese es el punto ideal. Él debe percibir tus dientes y la acción de ellos en la delicada piel de sus labios, pero no puede sentir dolor.

No limites la acción de tus dientes a su boca. En los momentos más calientes del beso puedes dejar deslizar tus labios hasta sus orejas y cuello, marcarlos un poco con tus dientes, pero muy leve.

Recuerda, el objetivo es encenderlo, dejarlo con ganas, pero insinuarle qué puede ocurrir. Una vez más, controla la fuerza y la pasión, un mordisco doloroso puede arruinar el momento.

  • Déjalo tomar la iniciativa

Por más sorprendente y encantadora que puede ser una mujer con iniciativa y que es capaz de llevar las riendas de un beso, que no tiene miedo de expresar su sexualidad y que es capaz de enloquecerte con sus besos, a veces tu chico quiere tener un rol mucho más activo. Él es hombre y eso significa que está acostumbrado a tener el control, así que puede hacerle falta.

Una parte imprescindible para trabajar en el incremento de la expresión de tu sensualidad y que, en últimas, servirá para enseñarte a besar apasionadamente es entender cómo debe ser el flujo, el movimiento que ocurre en las interacciones de pareja.

Una pareja sana, capaz de divertirse y expresarse con libertad es aquella que asume que los roles de poder son intercambiables en todos los ámbitos, incluidos los besos. Así que déjalo tomar el control y recupéralo, comuníquense con sus cuerpos, es cuestión de permitirse ceder y dejar que el otro asuma el poder.

  • Si es su primer beso, hazlo corto

Si es la primera vez que besas a este hombre, entonces haz que esta primera experiencia sea breve y sencilla. Algo arriesgado, como dar un beso con lengua, puede ser demasiado para ese primer beso que suele ser un poco torpe y nervioso.

Quédate en el primer estadio, bésalo con firmeza y suavidad, pero no vayas a un momento más apasionado con tanta velocidad, permítete sondear su reacción, ver cómo se comunican, cómo fluye el beso y luego puedes continuar.

Nada como dar un beso breve, dulce y delicado, mirarlo a los ojos y permitir que sea él quien reanude el juego. De este modo ese primer beso resulta suave, tierno, les permite romper el hielo, esa barrera física, les reafirma que ambos quieren esto que está ocurriendo y les permite sentir más confianza.

Luego podrán permitir que la cosa se caliente un poco, si es el momento y el lugar, pero también puedes dejarlo hasta allí, así permites que haya lugar para el deseo, para que él quede con ganas de más y más.

  • Cuida la posición de las manos

hombre y mujer abrazados dandose un besoTus manos son importantes cuando besas. En los primeros momentos del beso, tus manos pueden estar apoyadas levemente en sus hombros, donde no estorben y estás cómoda.

A medida que sube la temperatura del beso, tus manos pueden comenzar a recorrer su cuerpo.

Comienza tomándolo suavemente por la nuca, con la otra mano puedes rodear su cintura o sostenerla de la trabilla de su pantalón. Esto te permitirá acercarlo más hacia tí.

También puedes colocar tu mano entre los botones de su camisa, colocarlas alrededor de su cuello o recorre su espalda.

Sin importar en qué parte del cuerpo coloques tus manos, debes evitar dos cosas: sostenerlo con ambas manos en su cara o apoyar la palma de las manos en su pecho, pues ambos movimientos hacen sentir que quieres apartarlo de ti.

Tus manos deben hacerlo sentir bienvenido, asimismo, debe demostrar que te gusta eso que está ocurriendo, debes poder comunicar cómo te sientes,

  • Proyecta seguridad

Lo verdaderamente imprescindible a la hora de besar a alguien y hacerlo bien, de forma apasionada y sensual radica en algo más que una técnica especial de movimiento de lengua o las caricias que acompañan ese beso, sino que está en la actitud que proyectas.

Una mujer atractiva no es la que tiene las medidas perfectas o un rostro de ensueño, sino aquella que se mueve por el mundo con la seguridad de saberse atractiva, que se siente cómoda en su propia piel.

Algo similar ocurre con los besos, si te sabes una mujer sensual, apasionada, capaz de tomar la iniciativa y de dejar a cualquier hombre sin aliento con tu sex-appeal, entonces cualquier acción que emprendas estará encantada con esa aura de confianza y seguridad.

Un beso dado con miedo, a medias, con dudas, se siente como sin vida, flojo, incapaz de levantar vuelo. Para poder proyectar sensualidad necesitas ser decidida, saber de lo que eres capaz. Una mujer sexy es segura de si misma, exuda seguridad y la transmite con sus labios y su lenguaje corporal.

Cómo besar a un hombre – 8 consejos para besar apasionadamente
2 (40%) 1 vote