Cómo tratar a una mujer

Hay hombres que pasan la vida sin saber cómo tratar a una mujer. Van de relación en relación, fracasando estrepitosamente y sin entender por qué ella se aleja, y resulta que la razón es muy simple: ella necesita respeto, gestos de amor y compañía, además de intimidad y comprensión. Una mujer sabe lo que quiere en una relación y qué esperar de su compañero, pero los hombres no siempre son conscientes de que sus acciones no siempre expresan lo que sienten.

*También te puede interesar conocer los mejores consejos de como debe ser una mujer para enamorar a un hombre o sobre las distintas formas de coquetear a una mujer.

Las mujeres son diferentes en algunos aspectos, han sido criadas de un modo distinto, ven el mundo con otros ojos. Los hombres han sido educados para comportarse de una forma que a menudo no les permite expresar sus sentimientos de forma clara. De hecho, muchos problemas de pareja suelen surgir por malentendidos, y es que muchos hombres no saben cómo expresar de forma adecuada lo que sienten. Una vez que te haces consciente de esto, no resulta difícil aprender a comunicarse de forma que tu comportamiento refleje lo mucho que ella te importa.

El primer paso para quien quiere aprender cómo tratar a una chica es ser completamente honesto y transparente con ella. Esto no se trata únicamente de no decir mentiras, que también es necesario y está incluido en el paquete, sino también de mostrarte tal cual eres, dejando en claro tus intenciones,. Es decir, si ella te gusta, entonces no asumas posiciones pasivo-agresivas aparentando que no te interesa o que te interesa muy poco. Hay quienes creen que mostrar lo que sientes aleja a las mujeres, o que hay que tratarlas mal para que te quieran. En realidad, eso tiene el efecto contrario y cualquier mujer que caiga por esas manipulaciones no vale la pena.

Ser honesto también implica no esconder quien eres en realidad, cuáles son tus hábitos o lo que te gusta hacer. Si inicias una relación con una mujer y mantienes tus costumbres en secreto y las haces a sus espaldas, ten la seguridad de que este secreto se convertirá en un problema a futuro, sin importar lo que sea que estás haciendo. Es mejor ser tu mismo, así te aseguras de que ella se enamore de tu yo verdadero.

Saber tratar a una mujer y hacerlo bien implica actuar con respeto y consideración, no sólo durante el proceso de conquista y cortejo sino durante la vida cotidiana, aún después de establecer una relación. En el sexo y amor el respeto es una parte fundamental, que significa estar pendiente de ella y de sus deseos. Que en ese momento íntimo ella es el centro de tu vida y

Es tratar de ponerse en su lugar, buscar entender cómo se siente y cuando no lo logres, hablar con ella. Y es que precisamente la columna vertebral de cualquier relación, sin importar si es a largo o corto plazo, es la comunicación. Los hombres se han acostumbrado a expresarse a través de señales corporales, una palabra y es suficiente, pero ella quiere y necesita mucho más para poder entenderte y hacerse entender. Se debe hacer el esfuerzo real y consciente de verbalizar lo que se piensa, se necesita y se siente.

Comunicarse implica más que saber expresarse, recuerda que otra parte primordial de la comunicación es saber escuchar. Si bien es cierto que un detalle especial, unas flores o un chocolate puede ayudarte a llegar a su corazón, lo que realmente hace que una mujer se enamore es saber que las escuchas de verdad. Hazla sentir especial poniendo atención a sus palabras, recordando lo que te dice siempre. Es una forma de demostrar que es importante en tu vida.

Si bien la honestidad, la comunicación y el respeto son las premisas fundamentales para tratar bien a las mujeres, hay algunas que necesitan una estrategia diferente. Son mujeres complicadas, con problemas o que, por la situación requieren otro tipo de enfoque, razón por la cual especificaremos consejos particulares para tratar a una mujer que necesitan un poco más.

Cómo tratar a una mujer difícil

Para tratar una mujer difícil se requieren grandes dosis de paciencia, amor y sobre todo, deseos de comprenderla de verdad. En líneas generales una mujer complicada es una mujer que tiene algún problema y lo manifiesta a través de un comportamiento particular, que puede ir desde la pasivo-agresividad hasta la que directamente te convierte todo en un problema. Este tipo de personas suele proyectar sus culpas, inseguridades y emociones en su pareja pues es más sencillo que enfrentarlas de una buena vez.

Lo que puedes hacer para lidiar con una mujer difícil es brindarle tu apoyo y comprensión, incluso ceder en sus demandas si no representa un inconveniente para ti, pero nunca engancharte en su narrativa. Esto quiere decir que, por ejemplo, si ella se pone de mal humor y arma un lío porque no le gusta como vas vestido para un evento (lo que en realidad está reflejando su inseguridad y excesiva preocupación por el qué dirán) tu puedes elegir cambiarte de ropa o hablar con ella, pero no discutas, grites o te pongas de mal humor tú también.

El secreto radica en mantener siempre la calma, sin ignorarla, de hecho debes escuchar lo que está intentando decirte y puedes razonar con ella pero debes evitar caer en el juego de ceder a sus emociones de rabia y pelea. Cuando mantienes tu serenidad desarmas sus argumentos y desactivas la bomba de tiempo. Si te pones a pelear, discuten, gritan o se enojan estás actuando como ella desea para poder culparte/reflejar sus emociones negativas. Es un ciclo vicioso y tóxico que no debes seguir y la única forma de escapar de ello es manteniendo tu posición.

hombre y mujer hablando seriamente

Permanecer sereno frente a las estratagemas o los berrinches de una mujer difícil es complicado sobre todo al principio, pero posible. Un truco es, si la situación se pone demasiado intensa, sencillamente dile que le vas a dar unos minutos a solas y que después pueden hablar, todo esto sin demostrar rabia o desesperación, lo más neutro posible. Con el paso del tiempo ella aprenderá que ese comportamiento no trae ninguna respuesta positiva y poco a poco abandonará esa horrible reacción.

Cómo tratar a una mujer orgullosa

Todos hemos conocido a esa mujer que es incapaz de aceptar que se ha equivocado, que no ha estado bien o que sencillamente no hace todo tan perfecto como cree. Suele ser muy complicado tener que trata con este tipo de personas, porque es casi imposible hacerles reconocer que tienen alguna debilidad o que es necesario que cambien algo. Harán y dirán lo imposible antes de reconocer que no tienen la razón. Tratar a una mujer orgullosa puede ser todo un reto, porque es muy difícil establecer una relación de igualdad, equitativa.

Ella siempre te hará sentir que tú eres el responsable de todo lo que ocurre, porque ella no comete errores; además siempre parecen rebosar confianza y tienen un carácter muy fuerte, muy dominante y por esto pueden ser increíblemente intimidantes. Pero no tienes nada que temer. La actitud de este tipo de mujeres suele responder a una intensa necesidad de protección. Por circunstancias de vida, ya sea por sus relaciones anteriores o sencillamente por el ambiente en el que le ha tocado vivir, esta mujer ha aprendido que si no se comporta de este modo, ofreciendo una imagen dura, pueden herirla. Efectivamente, la actitud de una chica orgullosa suele ser una máscara, un caparazón duro que protege su verdadero yo.

Normalmente las mujeres orgullosas suelen tener un espíritu muy sensible y delicado, así que han desarrollado esta personalidad para poder protegerlo, así que para tratar a chicas orgullosas lo que necesitas es tener un poco de estrategia y paciencia. Trátala de forma normal, no te dejes intimidar por su actitud fría y despiadada, insiste en conocerla, no te alejes corriendo a la primera provocación. Ganarse la confianza de este tipo de mujer es primordial, así que necesitas hacerla sentir segura, que sepa que puede contar contigo. Con ellas no valen regalos, detalles, flores u otros gestos; lo que realmente tendrá impacto en su actitud es que ella pueda sentir que eres una persona confiable. Parece mucho trabajo, pero una vez ella abra las puertas de su corazón verás que vale la pena seguir explorando en su personalidad y conocerla será toda una experiencia.

Cómo tratar a una mujer depresiva

Una persona que sufre de depresión está atravesando por un momento increíblemente difícil y requerirá todo el apoyo y paciencia posibles. Sin importar si la depresión es causada por un evento (la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo, entre otros) o si es de origen clínico, la depresión es una enfermedad real que va mucho más allá de una simple tristeza; en realidad implica la pérdida del deseo, del ímpetu de vivir y tiene un impacto en todos los ámbitos personales.

Tal vez la parte más difícil de tratar con una mujer depresiva es entender que ella se siente realmente muy mal, pues la depresión afecta a nivel emocional, mental y físico, que todo le cuesta mucho más trabajo que de costumbre, incluso las tareas más pequeñas y simples; pero que esto no es personal. Tampoco quiere decir que ella no está poniendo de su parte para mejorar, es que sencillamente no tiene la energía ni las herramientas para hacer nada en ese momento.

cómo tratar a una mujer

Lo que puedes hacer para apoyar a una mujer deprimida es no presionarla a hacer cosas, sino entender su situación. Reprocharle que no quiere salir o hacer alguna cosa la hará sentir mucho peor, una vez más, no es que no quiera sentirse mejor es que sencillamente no puede hacerlo. Lo que sí puedes hacer es ofrecer actividades alternativas, por ejemplo, invitarla a salir a comer algo, a pasear en el parque o quedarse en casa viendo una película y comiendo una pizza. El darle distintas opciones le hará comprender que tiene la libertad de decidir aquello con lo que se sienta más cómoda y que, sin importar lo que escoja, tu estarás allí para respetar esa decisión.

El objetivo es que ella sepa que estás disponible para escucharla, acompañarla si así lo requiere, sin ninguna presión o juicio. Cuando una persona está deprimida suelen lloverle consejos, cada uno más trillado que el otro, y que realmente no suelen ayudar. Una persona depresiva necesita apoyo profesional, pero también alguien que la escuche, que la comprenda y le acompañe sin abandonarla y sin insistir o imponerse. Tú puedes ser esa roca de apoyo en ese momento tan difícil.

Cómo tratar a una mujer bipolar

La bipolaridad hace referencia a una condición mental severa que requiere tratamiento psiquiátrico y terapéutico, pero utilizaremos el término de forma coloquial, para describir a esas personas que en un momento determinado están muy bien, de buen humor y disfrutando el momento, pero que de un momento a otro sufren una transformación de ciento ochenta grados y se enojan, odian todo y forman un gran problema; para luego volver a cambiar de humor. Una mujer bipolar puede volverte loco, porque nunca sabes qué puedes esperar o cómo van a reaccionar a determinada situación.

Tener un humor tan inestable puede ser un signo de la incapacidad de gestionar con las propias emociones, es decir, inmadurez emocional. Todos sentimos distintas cosas a lo largo del día, pero hemos aprendido a lidiar con pequeñas molestias, sin que estas arruinen el momento. Una mujer con comportamiento bipolar no sabe cómo dejar pasar estas pequeñas cosas y arma un drama increíble por estas causas. Asimismo, hay algunas que actúan de esa forma porque desean llamar la atención y, una vez más, su inmadurez las empuja a hacerlo de ese modo; mientras que otras lo hacen para manipular.

diferentes estados de ánimo de una mujer

Lo que puedes hacer para tratar con una mujer inestable es no caer en el juego, es decir, no actuar siguiendo sus impulsos de ánimo; dejándote manipular. Si bien es posible que estés enamorado de una chica que se comporte de este modo, ceder a sus impulsos y caprichos sólo te va a enloquecer porque no hay forma sana de llevarle el ritmo a sus cambios. Lo más importante es que te mantengas sereno, dueño de tus emociones y de tu ánimo. Puedes preguntarle por qué está molesta, pero evita involucrarte con esos juegos mentales.

Otra estrategia para lidiar con mujeres de humor bipolar es intentar dialogar con ella, entender qué la ha hecho cambiar de humor y hasta restarle importancia al hecho, hacerla comprender que no tiene por qué darle poder a nimiedades para arruinar su momento. Una vez más, el objetivo es escucharla, ser respetuoso de sus emociones pero no caer en el juego de preocuparte o enojarte con ella.

Cómo tratar a una mujer infiel

La infidelidad es un asunto complicado, porque al menos en nuestra cultura no está bien visto. Una persona infiel ha roto el voto de confianza y honestidad que se establece en prácticamente todas las relaciones. Sin embargo, hay quienes se involucran con una mujer infiel porque deciden perdonarla o porque ellas han sido infieles a su anterior pareja y prometen no repetir el comportamiento.

Tratar con una persona que ha tenido esta experiencia puede ser difícil, porque cuesta brindarle tu entera confianza, siempre hay un poco de duda y temor de ser engañado. En realidad, no deberías tratar diferente a una mujer que ha sido infiel, pero es normal tener ciertas reservas y estar alerta durante algún tiempo. La mejor estrategia es hacerle saber que puede ser completamente honesta y abierta contigo, que hay libertad para ello. Las infidelidades no son todas iguales, dependen de las circunstancias y sólo con los detalles podrías formarte una opinión más completa.

hombre y mujer tomados de la mano pensativos

Si has decidido continuar la relación con una mujer que te fue infiel, porque has entendido su situación, han llegado a un acuerdo y la has perdonado; entonces debes honrar ese acuerdo. Perdonar implica olvidar, dejar en el pasado lo que ha ocurrido, así que si decidiste seguir con ella debes tratarla igual que siempre, dejar que poco a poco reconquiste tu confianza, pero sin sacarle en cara a cada rato lo sucedido. Recuerda, la has perdonado y debes ser fiel a esa palabra. Si no estás dispuesto a hacerlo, es mejor que terminen a vivir siempre con la presión y desconfianza.

Ahora, si ella fue infiel a su anterior pareja contigo o con alguien más, no deberías tratarla diferente, pero bien vale la pena estar alerta, sobre todo si la situación lo amerita. Por ejemplo, si la infidelidad se mantuvo durante mucho tiempo o se ha repetido en diferentes circunstancias y con distintas personas, pues esto puede ser un signo de que ella es un individuo que no sabe mantener un compromiso o la exclusividad de pareja.

Cómo tratar a una mujer embarazada

Tratar con una mujer en estado de gestación es delicado, pues suelen tener las hormonas a flor de piel, haciendo que sus emociones sean mucho más intensas. Como si fuera poco, el embarazo hace que el cuerpo femenino se transforme para poder brindar todo lo que el bebé necesita, pero esto significa que las caderas se ensanchan, la panza crece, las piernas y los pechos se hinchan, la piel se distiende, salen estrías y esto puede hacer que ella tenga problemas con su imagen personal y su autoestima. Decir que una mujer embarazada requiere atención extra no es una exageración.

A la hora de tratar con una mujer embarazada resulta primordial ser natural, es decir, no ser demasiado delicado y exagerado, porque ella necesita sentir que en cierta medida sigue siendo la misma mujer de antes, la misma mujer hermosa, fuerte y capaz. Hay quienes incurren en el error de tratarlas como si estuviesen inválidas o como si no fuesen normales y esto les afecta muchísimo. Sin embargo, esto no quiere decir que vas a ser descuidado, una cosa es ser especial y otra exagerar con los cuidados. Busca el equilibrio.

hombre y mujer mostrando sus estomagos

Asimismo, una mujer que está esperando un niño necesita saberse hermosa, sensual, capaz de despertar deseo en sus parejas. Los cambios físicos son muy difíciles y pueden hacerlas sentir feas, el hecho de que su pareja les diga que es hermosa, que las desean y lo expresen también físicamente es maravilloso y reconfortante, es un gran empujón para la autoestima. No temas tocarla, acariciarla y alabarla, el hecho de estar embarazada también afecta sus hormonas y puede aumentar su deseo sexual.

Otro efecto de las hormonas es la sensibilidad o inestabilidad emocional. Intenta ser paciente y comprender que cuando estalla de rabia o se pone a llorar por tonterías, son las hormonas las que están haciendo mella en su estado anímico y es bastante difícil para ella también. Paciencia y cariño es primordial para poder lidiar con este efector secundario del embarazo. No empeores la situación peleando y reaccionando, respira y déjala ser.

Cómo tratar a una mujer virgen

La primera experiencia sexual de una persona es muy importante, por lo que es necesario hacer todo lo posible para convertirla en una experiencia placentera, natural, divertida y segura. Una mujer virgen puede estar nerviosa y asustada pues no hay experiencia previa y se teme hacer algo mal, que  duela y sea traumático. Es tarea del hombre disipar sus miedos y transformar su visión, ofrecerle confianza y seguridad en un acto que es completamente natural y normal.

El primer paso para tratar a una virgen es hacerla sentir segura y esto se logra dejando que ella tenga el control, evitando presionarla. El acto sexual debe ser natural, fluido, debe surgir de ambos. Lo que comienza con un beso y caricias puede ir subiendo de tono. Es importante asegurarse de que ella quiere seguir avanzando y que ella sepa que puede parar en cualquier momento. Tener la certeza de que puede decir que no hará que se sienta más confiada y tranquila, se relajará y hará que todo sea más sencillo.

hombre y mujer besandose en su dormitorio

Debes ser muy delicado al momento de tocarla, evita movimientos bruscos o avanzar demasiado rápido. Con las mujeres vírgenes es mejor ir con mucha calma, dejar que sea ella la que de el siguiente paso, que sea ella la que pida seguir adelante. Para esto debes ser apasionado pero delicado, tomarte el tiempo necesario con los juegos preeliminares para que ella se excite lo suficiente para dejarse llevar, para que sean sus instintos las que la guíen y deje de lado sus temores. Eso es precisamente el punto que idealmente deberías alcanzar con ella, pero si es tímida puedes guiarla con paciencia y afecto.

Actúa con delicadeza pero con seguridad, no temas sonreír, hablar con ella durante el proceso. Quítale seriedad al asunto, que ella entienda que el sexo debe ser divertido y que hay espacio para equivocarse, aprender y experimentar. No está de más recordarte que ella debe ser quien guíe todo el proceso y que debes estar pendiente de si siente alguna incomodidad o dolor para cambiar la posición, el ritmo o velocidad, su bienestar físico y emocional debe ser tu única prioridad. Tu cuidado y mesura pueden hacer que su primera vez sea realmente memorable.

Cómo tratar a una mujer en la cama

La intimidad es el momento cumbre para una pareja, es cuando el hombre debe sacar a relucir su experiencia, deseos y sentimientos. Saber cómo tratar a una mujer en la cama puede hacer toda la diferencia en una relación, pues tendrá a una mujer satisfecha y feliz, dispuesta a todo y que deseará  quedarse a su lado. El acto sexual tiene que ser una experiencia completa, integral. No se trata sólo de poner atención al sexo como tal, sino también dedicar tiempo a cuidar los demás aspectos: el ambiente, los preliminares y el después. Todo cuenta para hacer que tu desempeño sexual sea memorable.

El sexo se trata de dejar aflorar los instintos, la pasión de dejarse llevar sin pensar por lo que se siente. Para que esto ocurra debe haber un ambiente previo de confianza y respeto, por lo que el consentimiento es primordial. Ya sea para iniciar el contacto o para experimentar algo nuevo, necesitas estar seguro de que ella también lo desea, que están en la misma sintonía. Esto se logra mirándola a los ojos, estando pendiente de sus reacciones, de su rostro, sus palabras y acciones.

Ella tiene que ser tu prioridad. Su placer debe ser tu objetivo y si no sabes bien qué le puede gustar, no temas preguntar, pedirle un poco de guía, pero hazlo con seguridad y no temas tener la iniciativa. Establece el vínculo, aprende a leer su cuerpo y cambia tus acciones y estrategias según sus reacciones. Explora con ella, puedes probar cosas diferentes, hazlo siempre con seguridad. Parte de una buena experiencia en la cama tiene que ver con la actitud y la personalidad, a las mujeres les gusta estar con alguien que tiene cierta experiencia pues las hace sentir más segura. Por último, no olvides adorarla, hacerla sentir como una diosa sensual que te enloquece.

Cómo tratar a una mujer
5 (100%) 1 vote